Un sencillo truco para reducir tus gastos | Suspendde

Regresar al blog

Un sencillo truco para reducir tus gastos

Fecha: jueves, 26 de octubre del 2017

Un sencillo truco para reducir tus gastos

¿En qué se me fue la quincena? Con mayor o menor frecuencia, todos nos hemos hecho esa terrible pregunta cuando checamos el saldo de nuestra tarjeta o miramos nuestra cartera.

En el fondo siempre sabemos la respuesta: ¡Somos gastadores impulsivos y sin control! Por ello, quisimos dedicar este post a un truco concreto para conocer y corregir tus hábitos de gasto, lo que te permitirá tener finanzas personales sanas.

Lo primero que tienes que tener en consideración es que el ejercicio que te proponemos debes ponerlo en práctica por lo menos una vez al mes, y no es otra cosa que llevar una bitácora o registro de actividades que realizaste en un día ordinario, preferentemente que corresponda a uno entre semana.

Consigue una libreta y apunta lo mas detalladamente posible tu rutina diaria, describe especialmente todas aquellas actividades que requieren de un gasto. ¡Te sorprenderás al descubrir la cantidad de dinero que gastas de manera innecesaria!

Hasta ahí la parte sencilla, ahora toca poner manos a la obra y establecer una estrategia de gasto, comenzando por pensar cómo podrías evitar esos gastos inútiles, o bien, como reducirlos o sustituirlos por otras opciones más baratas.

Muchos lo sospechan, pero no es sino hasta que hacen este ejercicio que se dan cuenta que buena parte de los gastos inútiles los realizan por la mañana. Y cómo no, por las mañanas solemos tener hambre y antojitos irresistibles: Una cafecito con leche, una dona, unos huevos revueltos, una torta de tamal, etc. Para nadie es un secreto: ¡Todo eso cuesta, y mucho!

Podría pensarse que un platillo para el desayuno de unos 20 pesos no es un gran gasto, pero qué tal si le sumamos otros 15 pesos de un atole, café o juego de naranja, y aún mas, lo multiplicamos por los 5 días a la semana que trabajas, y eso por las 4 semanas en promedio que laboras, o incluso por el año completo. El resultado, claro está, será asombroso:

1 día= 35 pesos

1 semana= 175 pesos

1 mes= 700 pesos

1 año= 37,800 pesos

Qué te parece si en lugar de comprar diariamente el desayuno fuera de casas, vas al supermercado y compras los productos necesarios para prepararlo en casa y quizá consumirlo en tu lugar de trabajo o en tu propio hogar. Sin duda te ahorrarás una buena cantidad de dinero e incluso te alimentarlas de manera más sana. Por si fuera poco, ese dinero podrás utilizarlo en otras cosas importantes, como ahorrar, liquidar las tarjetas de crédito, pagar deudas, abonar para la mensualidad del auto, pagar colegiatura de tus hijos, etc.

¡Ya lo sabes! Lleva un control minucioso de tus gastos y descubre formas fáciles de reducirlos, con ello, aunque tu ingreso no aumente, sí que tendrás un mayor flujo de dinero disponible.

Etiquetas:

Comentarios: